Bajo consumo eléctrico

Bajo consumo eléctrico.

Todos sabemos lo mucho que se ha incrementado la factura energética a lo largo de todos estos años. Los expertos aseguran que esto ha ocurrido en un porcentaje aproximado de un 70%.

Es por eso por lo que cada vez son más personas las que están buscando métodos para poder ahorrar: intentamos encender la menor cantidad de electrodomésticos posibles, la iluminación cuando es necesaria y sustituimos las bombillas por luces LED de bajo consumo que nos prometen conseguir un ahorro muy interesante a largo plazo.

Las empresas tienen todavía más preocupaciones: ellas utilizan la electricidad de una forma mucho más masiva para poder abastecer todos sus aparatos electrónicos. Es por eso por lo que, en cuanto viene una factura de la luz, muchos empresarios se ponen a temblar.

Las empresas de limpieza también lo tienen complicados: utilizan métodos que permiten conseguir una limpieza buena pero siempre teniendo que soportar un consumo demasiado elevado… hasta que ha llegado a un punto que es del todo insostenible.

Ahora están de suerte; las últimas innovaciones del mercado han puesto a su disposición las llamadas máquinas de ultrasonidos que son capaces de conseguirles un ahorro de lo más interesante.

Esto lo consiguen de dos maneras diferentes: lo primero es que el consumo que tienen asociado para realizar la vibración es muy reducido. Reducirá en un gran porcentaje la cantidad de energía consumida en comparación con los métodos de limpieza tradicionales.

Pero, la que sin duda es la gran característica que las definen, es el tiempo que tardan en completar la limpieza.

Cuando una empresa tiene que hacer frente a varios pedidos, es frecuente que se le acumule una gran cantidad de piezas que tiene que conseguir limpiar en un tiempo establecido. En caso de no hacerlo, los clientes se sentirán descontentos y puede llegar, incluso, hasta a perderlos.

Las “máquinas de ultrasonidos” funcionan a toda velocidad. Su rendimiento dependerá de lo integrada que esté la suciedad pero te podemos garantizar que es claramente inferior al del resto de métodos de limpieza que se pueden encontrar actualmente.

Además, tenemos que ser capaces de utilizar una cubeta adecuada con la cantidad de líquido necesario. De esta forma gastaremos únicamente lo necesario: tanto en consumo eléctrico como en líquido.

De esta forma, conseguiremos ahorrar en los costes de nuestra empresa sin sacrificar en la calidad de nuestros servicios.

Más info.

Leave A Comment